Horario : Lunes a viernes - 8am a 9pm
  Contacto : +58 241 823.80.87 / +58 241 824.44.96

Las carillas dentales, el método más rápido para lograr una sonrisa perfecta.

Vivimos en una sociedad cada vez más exigente con la apariencia estética. La cara, es el elemento mas notorio de nuestro cuerpo y constituye una parte esencial para la belleza del individuo.  La boca y los dientes, son la parte mas dominante de la cara y juegan un papel primordial en la estética facial.   Cualquier defecto en los dientes tales como, manchas, separaciones, malformaciones, apiñamientos o ausencias, afectan la naturalidad de la sonrisa como un mecanismo de defensa para ocultar el problema, causando en muchos casos  una baja autoestima y afectando la seguridad del individuo.

Para estos casos, las carillas de porcelana pueden ser la solución más conservadora, sencilla, y rápida a los problemas estéticos dentales.

Una carilla de porcelana, es una lámina fina  (0.3 a 0.5 mm) que cubre toda la cara frontal del diente y modifica su forma, tamaño y color. Con los nuevos avances en las técnicas y materiales de adhesión, se han logrado resultados excelentes y perdurables que permiten garantizar la permanencia de las carillas por un largo periodo de tiempo (entre 15 y 20 años)

La colocación de carillas de porcelana es una técnica restauradora muy solicitada entre los tratamientos odontológicos estéticos y muy utilizadas por las celebridades publicas.

Para obtener resultados predecibles con este tipo de procedimiento se recomienda que el paciente sea tratado por un especialista con amplia experiencia en estética dental,  quien realizara el plan de tratamiento especifico para cada caso. “Cambiar una sonrisa es una técnica, pero también es un arte”.

El proceso requiere de 2 a 3 citas, donde juega un papel primordial la selección de un técnico dental de alta calificación que contribuya a garantizar no solamente el éxito del tratamiento a largo plazo sino también el resultado estético deseado.

Este procedimiento requiere de un ligero desgaste de los dientes a tratar para crear el espacio necesario para la colocación de la carilla  sin afectar el grosor ideal del diente. Por esta razón, una vez tomada la decisión el proceso es irreversible.

La reconstrucción de la sonrisa mediante este tipo de tratamiento, puede considerarse como una de las formas más efectivas de rejuvenecimiento, sin intervención quirúrgica, poco invasiva y con resultados inmediatos.

Una de las mayores retribuciones y satisfacciones que recibimos como odontólogos, es observar los cambios de carácter, seguridad y personalidad en nuestros pacientes, una vez concluidos dichos tratamientos.

CASOS CLÍNICOS

hc1

hc2